Segundo Frente: Las prioridades en Seboruco-Pecuario.


Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 26 de jun:- El intenso quehacer en el municipio de Segundo Frente, uno de los mayores productores de café entre sus homólogos del país, se concentra actualmente en dos prioridades esenciales: el enfrentamiento a la trasmisión de la epidemia de la #Covid19 y el incremento de la producción de alimentos, con vistas a garantizar la satisfacción de las necesidades de sus pobladores serranos.

En esa última primacía sobresalen cooperativistas, productores individuales, campesinos y estructuras productivas, entre otras, que apuestan por brindar un aporte significativo al programa de autoabastecimiento municipal. Tal es el caso de la finca Seboruco-Pecuario, enclavada en el Consejo Popular (CP) de Loma Blanca.

Allí, el productor Alexis Castillo Nieves, encabezando un colectivo de 15 trabajadores, se encarga de impulsar con creces la producción de leche y carne vacuna, el incremento de la masa ovino-caprina, la crianza de aves, los cultivos varios y la reforestación en un área total de 64 caballerías.

El esmerado custodio y atención de las novillas en producción, vacas gestantes e inseminadas y la ceba de toro, aseguran por estos difíciles tiempos de serias limitaciones materiales, como consecuencias del férreo bloqueo económico del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba, los planes de entrega de leche y carne al Estado, mientras es importante también el aporte de la ampliación de la masa ovino-caprina.

En la finca, es relevante el auge de las aves que se reproducen para tributar disimiles variedades, entre estas, la gallina de guinea, codorniz, guanajo, faisán y los pollos de ceba… que a decir de Alexis también reciben un trato priorizado teniendo en cuenta el compromiso de contribuir con una entrega al pueblo de la cantidad de proteína animal necesaria.

De igual manera, los cultivos varios, entre los conocidos de ciclo corto, se fomentan en Seboruco-Pecuario donde se atienden determinadas áreas plantadas con maíz, plátano y frijoles, además de la calabaza y el ñame empalado. Hoy por hoy, mucha satisfacción sienten sus trabajadores cuando reverdecen los pastos para el ganado y se invierte el tiempo para fomentar las actividades silviculturales.

Por estos sitios de la Sierra Cristal, los potreros de la finca son aventajados con el crecimiento del forraje y el pasto natural, además de la siembra de king grass, caña, titonia, morera, maíz y otros cultivos que garantizan el alimento animal y el aporte tanto de leche vacuna como de carne en los meses más tensos de este año.

Los tiempos actuales exigen consagración, esfuerzo y mucha dedicación al trabajo, manifiesta Castillo Nieves, jefe de la finca, quien argumenta que en esta tarea estratégica de la Revolución no se puede tampoco fallar tanto por el bienestar del pueblo como por la salud de la economía nacional.

Tomado de www.sierramaestra.cu


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *