Intercambia Díaz-Canel sobre temas medulares con dirigentes del PCC en tres provincias orientales


Bayamo, 18 jun (RHC) A dos meses de concluido el 8vo. Congreso del Partido Comunista, el Primer Secretario del Comité Central y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, junto a los miembros del Secretariado, realizaron visitas de trabajo a las provincias de Guantánamo Santiago de Cuba y Granma para intercambiar experiencias en la implementación de la estrategia de seguimiento a las ideas, conceptos y directrices aprobados.

En Guantánamo, el llamado fue a fomentar una mirada crítica hacia el funcionamiento interno y externo de las estructuras del Partido, en aras de transformar maneras de actuar, controlar y exigir en un contexto marcado por la pandemia de la COVID-19 y el agravamiento del bloqueo de EEUUcontra la Mayor de las Antillas, fueron premisas del encuentro.

La militancia y los dirigentes del Gobierno guantanamero discutieron acciones que permitirán actualizar la Estrategia de desarrollo económico-social de la provincia hasta 2030, a partir de una adecuada planificación, ahorro y eficiencia presupuestaria con el acompañamiento del pueblo como beneficiario y actor principal.

La Tarea Ordenamiento y las campañas subversivas para desacreditarla, el combate a las indisciplinas sociales, al acaparamiento y a los precios especulativos, así como acompañar la Intervención Sanitaria en grupos y territorios de riesgo, con candidatos vacunales cubanos, y el futuro Programa de vacunación masiva, entre otros temas, fueron parte de los debates.

Se analizaron los resultados para materializar proyectos de desarrollo local, el reordenamiento del comercio interior, el encadenamiento productivo, el perfeccionamiento del programa azucarero y de la empresa estatal socialista.

Díaz-Canel Bermúdez insistió en la necesidad de denunciar siempre el bloqueo económico como traba principal para el desarrollo nacional, y en resistir, con la convicción de que, con inteligencia y creatividad, podremos conducir al país a los niveles de desarrollo y satisfacción espiritual y material que se necesitan.

Agregó que el éxito dependerá de la labor del Partido, con los conceptos de unidad y continuidad como paradigmas, de defender al Partido como vanguardia política respaldados en la ejemplaridad desde el núcleo, que es el sitio para el debate honesto y participativo.

El miembro del Buró Político y secretario de Organización y Política de Cuadros, Roberto Morales Ojeda, afirmó que en el quehacer diario del Partido debe primar la sensibilidad, la premisa de que todo problema tiene solución si se trabaja en equipo y se piensa como país.

El gobernador Emilio Matos Mosqueda resaltó el trabajo en pos de la generación de rubros exportables, y el autoabastecimiento municipal.

José Ramón Monteagudo Ruiz, jefe del Departamento Agroalimentario del Comité Central, señaló que es tarea del Partido en Guantánamo concientizar a los productores de la importancia de alcanzar la soberanía alimentaria, de cumplir y sobrecumplir los planes, apoyándose en métodos científicos y en la comprobación constante para evitar errores.

Félix Duarte Ortega, jefe del Departamento Productivo de Bienes y Servicios, hizo hincapié en el aprovechamiento del aporte de los trabajadores por cuenta propia, que han generado el 9,1 % de los ingresos al presupuesto estatal territorial.

La batalla por la eficiencia económica, que tiene como principal dinamizador la Tarea Ordenamiento, requiere, igualmente, de un acompañamiento en el orden político e ideológico; en ese sentido Rogelio Polanco Fuentes, jefe del Departamento Ideológico, apuntó que se debe lograr integralidad entre las acciones y el discurso.

Las directrices derivadas del Congreso de los comunistas son un llamado a ser más proactivos y ejemplares, pero también a velar por la funcionalidad de las organizaciones de masas, sindicales y juveniles, estas últimas como cantera del PCC.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez afirmó en Santiago de Cuba que la compleja situación que vive el país, a causa del recrudecimiento del bloqueo en medio de la COVID- 19, define la batalla ideológica y económica como dos ámbitos de trabajo en cuyo éxito se impone perfeccionar la labor del Partido.

Tal aseveración trascendió al resumir la reunión en esa provincia que, junto al Secretariado del Comité Central, sostuvo con cuadros de la organización y del Gobierno, para valorar las ideas y experiencias sobre la instrumentación de los conceptos y directrices emanados del 8vo. Congreso.

En tal sentido fue apreciado un video-informe del primer secretario del Partido en la provincia, Lázaro Expósito Canto, y la gobernadora Beatriz Johnson Urrutia profundizó en la estrategia para dinamizar la economía, la producción de alimentos, el incremento de los ingresos y la solución de reclamos de la población.

Monteagudo Ruiz enfatizó en la producción cafetalera, de maíz, de frijol y de otros alimentos, mientras que Félix Duarte Ortega se detuvo en la producción de oxígeno y nitrógeno.

En el trabajo del Partido por el fortalecimiento de la empresa estatal socialista y la atención al trabajador por cuenta propia centró su intervención el jefe del Departamento Económico, Joel Queipo Ruiz, a la vez que el jefe del Departamento para la Atención al Sector Social, Jorge Luis Broche Lorenzo, insistió en el reto que constituye el venidero reinicio del curso escolar.

El jefe del Departamento Ideológico, Rogelio Polanco, precisó que cuanto hagamos sea la tarea de todos y no de uno solo, como expresión de unidad dentro de un escenario en el que la comunicación social resulta clave frente a los fallidos intentos del enemigo por quebrantar la fuerza de nuestro pueblo.

Morales Ojeda, destacó la importancia de que el pueblo conozca que la organización y sus militantes están en el centro del combate, buscando soluciones, como ejemplo y más fiel aliado del pueblo ante sus dificultades.

Respecto a ese imperativo, Díaz-Canel puntualizó que el Partido debe ser realmente vanguardia a partir de la ejemplaridad de sus militantes y de sus cuadros. «Lo importante ahora –argumentó-, es que este proceso se lleve a toda la militancia, a los colectivos de estudiantes y trabajadores, a nivel de comunidad, para que los revolucionarios conozcan el contenido de los documentos que se debatieron en el Congreso, de las resoluciones aprobadas y de estas directrices que concretan hacia dónde tenemos que ir.

«Así es como logramos mantener el 8vo. Congreso vivo, o sea, que todo cuanto se haga trascienda a los centros productivos, a los diferentes actores económico-sociales, a las organizaciones de masas y a la Unión de Jóvenes Comunistas; que a nivel comunitario el trabajo esté marcado por esa comprensión que permita perfeccionar nuestra sociedad y avanzar hacia la construcción de un futuro con más prosperidad y mayor felicidad para nuestro pueblo».

El Primer Secretario del Comité Central transmitió una felicitación al pueblo santiaguero, así como la confianza de que sabrá contener el actual rebrote de la pandemia. Aseguró que Cuba vencerá a la COVID-19 con sus propios esfuerzos, como una victoria más de la Revolución y de la visión del Comandante en Jefe Fidel Castro, acerca del desarrollo de la ciencia y la capacidad de nuestro pueblo.

Continuar afianzando, con pasos sólidos, el proyecto de una nación soberana en medio de dos batallas fundamentales: la ideológica y la económica, es una muestra irrefutable de que «los retos inspiran también a los revolucionarios a avanzar», expresó en Bayamo, el Primer Secretario del Comité Central del Partido al intercambiar, junto al Secretariado del Comité Central, con dirigentes del Partido y del Gobierno en la provincia de Granma.

Díaz-Canel dijo que ese empeño del país de seguir avanzando en su modelo económico, político y social, a pesar de las circunstancias adversas ocasionadas por la pandemia de la COVID-19 y la política hostil que mantiene el Gobierno estadounidense contra Cuba, se debe seguir haciendo sobre la base de nuestros propios esfuerzos, de nuestra entrega y de nuestro propio talento.

«No hay espacio para el desaliento, ni para el desánimo. Hay que multiplicar todo lo que aporte a la eficiencia, que sea enaltecedor y emancipador, y desechar lo que sea ineficiente, corrupto, lo que frene y ralentice los procesos», enfatizó.

Al exponer los desafíos que implica la guerra ideológica que desde el imperio pretende provocar fracturas entre el pueblo y el Gobierno, y también entre el Partido y el pueblo, señaló que esta es una batalla para asumirla con creatividad y con la articulación de todas las fuerzas revolucionarias en función del enfrentamiento a la subversión política.

En relación con la batalla económica, insistió en que hay que dinamizar los resultados productivos y lograr el cambio de mentalidad que permita destrabar todo lo que frene el desarrollo.

Federico Hernández Hernández, primer secretario del Partido en Granma, y Francisco Escribano Cruz, gobernador del territorio, precisaron las acciones emprendidas en la provincia para materializar los acuerdos y directrices emanados del 8vo. Congreso del Partido desde una proyección más integradora, que concibe la preparación sistemática de los cuadros, la aplicación de la ciencia, el vínculo entre el Partido y las organizaciones y el seguimiento a las actividades económicas y productivas incentivando el empleo de alternativas locales y los recursos endógenos.

En ese sentido, se destacaron las potencialidades de tres polos productivos, y la inyección tecnológica que ha recibido el programa arrocero en el territorio, mayor productor del cereal en el país.

(Granma)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *