El merito al merito de un joven apasionado (+ Audio y fotos)


Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 24 de may:- Se le puede atrapar entre sonidos, textos, proyectos, siempre creando, y sobre todo, ejercer lo que más le apasiona: Hacer Radio.

Yamil Sánchez Aguilar, destacado realizador santiaguero, a quien hace solo unas horas, le fue conferida la condición Artista de Mérito del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT)  tiene su trinchera de combate en Radio 8 SF, la emisora del serrano municipio Segundo Frente, su segunda casa.

Fue en esta edificación donde se enamoró de su eterna novia, ella, su inseparable compañera, necesaria para los montañeses, pero más que eso, imprescindible.

Desde niño hurgó en conocer los secretos de este medio de comunicación, al cual ha dedicado más de 25 años de su vida, casi seis lustros, lo que hoy se dice y no se cree.

Nació y creció con modestia, pero con esa gallardía de interactuar y entender cada química de la realización sonora, de no darle espacio a la duda y saber todo lo que sea posible.

Ahí está su secreto, conocerlo todo, empoderarse y compartir lo que se archiva en sus neuronas, pero eso sí, aplicarlo a su  manera, con su propio estilo, “su bendición”, como dicen sus más allegados.

Es que todo proyecto que llega a sus manos, tiene la suerte de llegar lejos, de provocar premios, aplausos, ovaciones y admiración, no solo de la acertada subjetividad de jurados, sino del público mayor, la audiencia, esa que no perdona.

La maestría dramatúrgica le acompaña siempre, para desglosar con su admirable sello de realización, cada palmo de una historia, subrayando en ella, esos destellos que hacen a los guajiros, la gente a las que se entrega, los verdaderos protagonistas.

El listado de premios es infinito, también el peso de la referencia que ofrece su nombre, imponiendo, sin percatarse, toda una autoridad para consultar, proponer, tener en cuenta. Y es como cuentan, donde pone el dedo…

Director de Programas, escritor y locutor, y por si fuera poco, realizador de sonidos empírico, porque de esto último no posee certificación alguna, pero caramba, lo que no está en su expediente artístico, está archivado en sus oídos y manos mágicas para crear, construir.

Yamil Sánchez Aguilar es el llamado Hombre Radio, la tenacidad misma para hacer siempre, no importa el horario, los obstáculos, está ahí, creciéndose en su labor de Comunicador Social, la especialidad científica que lo hizo acrecentarse como un buen profesional.

Por eso hoy, al rigor de una celebración a distancia que impone la Covid 19, vale la pena reconocer lo oportuno que llega esta Condición de Artista de Mérito, al mérito mismo de un guajiro natural, de esos a los que cantó el inolvidable Polo Montañés, ese que con gorra o sombrero de yarey, surca cada día al éter, la mejor de sus campiñas.  

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *