60 razones campesinas para festejar


Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 17 de may:- Con la mirada puesta en el surco, escenario de combate para lograr la bien recurrida soberanía alimentaria, los campesinos del  santiaguero municipio Segundo Frente, amanecieron este lunes pegados a la tierra, aferrados a multiplicar los rendimientos en todos los renglones productivos que sean posibles.

Así lo sentenció  Rubén Torres Álvarez, Presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en el territorio, quien con una juventud fuerte y prometedora, dirige a los más de dos mil 800 campesinos que se encuentran agrupados en las más de 30 formas productivas de esta serranía

Esta jornada, más que celebrar, se hace necesario incrementar los niveles de siembra, sobre todo en un período donde pueblo y economía, apuestan por el esfuerzo de estos hombres y mujeres, que también se cuidan de los azotes de la Covid 19, pero, sin descuidarse  un tantito así de su objeto social, hoy más imprescindible que nunca.

El 17 de Mayo,  recuerda tres hechos históricos relacionados entre sí: el asesinato del líder campesino Aniceto Pérez en 1946, la firma de la Ley de Reforma Agraria en 1959 y la fundación de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), dos años después.

Inspirados en el ejemplo de Aniceto Pérez, la fecha fue elegida por el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, para suscribir un estatuto que amparara a los campesinos y garantizara sus derechos 13 años después del asesinato del agricultor y luchador contra desalojos y explotación del sector.

Dos años después se fundó la ANAP con el objetivo de organizar a cooperativistas, campesinos y sus familiares, asociados voluntariamente y cuyos intereses se corresponden con el desarrollo armónico de la construcción del socialismo.

Al paso de los años, aquel sueño, es hoy un proyecto fortalecido, donde el campo olvidado, tiene luz y sonido de ciudad, pero, sin perder la ternura de trabajar la tierra, su propia tierra, como bien lo prometió Fidel hace más de 60 años, y lo cumplió.

En Segundo Frente, como en toda Cuba, las áreas rurales y urbanas cuentan con la presencia de un médico de familia como parte del sistema primario de salud, con índice de un galeno por cada mil habitantes.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *