Buscan en Cuba más producción agrícola con mejor gestión de riegos


Un enfoque integrador de la gestión de riesgos en la agricultura cubana, centrado en la innovación, contribuye al incremento de la producción de alimentos, aseguró la experta en el tema Odalys Rodríguez.

Esta aseveración es resultado de una investigación realizada durante más de 10 años en numerosas cooperativas y otras unidades productivas por la doctora Rodríguez, a partir de la contextualización de los conceptos de peligros, vulnerabilidades y capacidades, orientados hacia el control en la esfera.

Rodríguez informó además a Prensa Latina que en este estudio, analizado en la Cátedra de Riesgos de la República de Cuba, propone un modelo, procedimientos y algoritmos que favorecen la mejora continua en los procesos y el incremento de la producción.

Esto último es uno de los principales objetivos que persigue la Tarea Ordenamiento con vistas al logro de la seguridad alimentaria en el país.

Según la Doctora Odalys Rodríguez, en el sector agrícola de Cuba la gestión de riesgo se desarrolla desde dos perspectivas: la orientada a la prevención ante situaciones de desastres, y la asociada al control de los riesgos en el marco organizacional; pero no se abordan desde un enfoque integrador, que es el necesario.

Esta visión sistémica, provista de una concepción de gestión centrada en la innovación, integra, de manera coherente, diversas técnicas y herramientas escasamente difundidas en la rama, a la vez que elimina la óptica fragmentada del manejo de los riesgos en la actividad agrícola.

Se proyecta de manera holística la gestión integral en esta área en el contexto de la base productiva agrícola cubana, conducente a garantizar de forma oportuna la toma de decisiones ante una amplia tipología de riesgos.

La experta sostuvo, además, que la implementación del modelo en la cooperativa Vivero Alamar, en la capital, y los estudios realizados en diversas unidades del país, permitieron comprobar la factibilidad y pertinencia de la propuesta.

Lo anterior se evidenció en los cambios en el desempeño de los productores en función de minimizar los riesgos, el comportamiento favorable de los indicadores para la evaluación del cambio como resultado de la gestión y el incremento de la producción.

También en los altos niveles de satisfacción de productores y otros actores de este sector económico, entre los de mayor prioridad en el país por su aporte a la alimentación de la población.

(Con información de Prensa Latina)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *