Temen que se realicen nuevos actos terroristas en EEUU antes y durante la toma de posesiòn de Biden


Washingtono, 11 ene (RHC) Al menos 25 casos de terrorismo doméstico han sido abiertos en relación con el asalto al Capitolio de Estados Unidos del pasado miércoles, anunció el miembro de la Cámara de Representantes Jason Crow tras conversar telefónicamente con el secretario del Ejército del país, Ryan McCarthy.

Se informa que en el lugar de los hechos fueron recuperadas «armas largas, cócteles Molotov, artefactos explosivos y bridas», lo que sugiere que «se evitó por poco un desastre mayor».

De acuerdo con Crow, quien es miembro demócrata del Comité de Servicios Armados de la Cámara, McCarthy «indicó que el Departamento de Defensa está al tanto de más posibles amenazas planteadas por posibles terroristas» en la toma de posesión del presidente electo Joe Biden el próximo 20 de enero y en los días previos y «se encuentra trabajando con las fuerzas del orden locales y federales para coordinar los preparativos de seguridad».

Crow también expresó su preocupación a McCarthy sobre los «informes de que miembros militares en servicio activo y de reserva estuvieron involucrados en la insurrección» y solicitó «una investigación acelerada y tribunales militares contra los involucrados».

El legislador demócrata además instó a garantizar que ninguno de los efectivos que se desplieguen el 20 de enero «simpaticen con los terroristas nacionales». McCarthy, por su parte, acordó tomar «medidas adicionales».

Previamente, la alcaldesa del Distrito de Columbia, Muriel Bowser, pidió al Departamento de Seguridad Nacional tomar medidas adicionales para garantizar la seguridad en Washington antes de la toma de posesión de Biden.

El Departamento de Justicia comunicó que otros dos hombres fueron arrestados en relación con el asalto al Capitolio. Larry Rendell Brock y Eric Gavelek Munchel están acusados de entrada violenta y conducta desordenada en las instalaciones de la sede del Congreso.

El 6 de enero, partidarios de Donald Trump irrumpieron a la fuerza en el edificio del Capitolio de EE.UU., lo que llevó a la suspensión de la sesión bicameral del Congreso para contar y ratificar los votos electorales que darían oficialmente la victoria presidencial a Joe Biden. Los líderes del Congreso fueron evacuados como resultado de los disturbios.

Cuando se restableció el orden en el Capitolio, la Cámara de Representantes y el Senado ratificaron la victoria de Biden.

Como resultado del asalto murieron cinco personas, incluido un oficial de policía. Un segundo agente que respondió al asalto falleció más tarde mientras estaba fuera de servicio, pero la causa de su muerte no ha sido oficialmente revelada.

Tras el asalto, Donald Trump podría convertirse en el primer presidente en la historia de EEUU en ser sometido a juicio político dos veces durante su mandato. Los congresistas demócratas, en particular la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, creen que en los diez días restantes que le quedan en la Casa Blanca, Trump representa un peligro para el país.

(Russia Today)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *