Segundo Frente entre contienda cafetalera y producción de alimentos


Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 23 de nov:- Segundo Frente se adentra a esta semana productiva con mayores aportes a la contienda cafetalera 2020-2021, proceso al que se suman todos los días nuevas fuerzas recolectoras para no dejar un solo grano maduro en las plantaciones.

En localidades montañosas como Soledad de Mayarí, macizo que concentra uno de los mayores volúmenes del cerezo, hombres y mujeres van desde horas tempranas a los campos, dejando sus huellas en jabucos canastas y todo recurso que sirva para el acopio del principal rubro exportable del territorio.

En la Unidad Básica Cooperativa (UBPC) de La Calabaza, trabajadores en su totalidad, dan los últimos aportes a la variedad arábico para insertarse en el llamado robusta, donde ya aparecen los primeros granos maduros, pues se trata de cumplir y sobre cumplir el compromiso pactado, tarea que será posible con el óptimo aprovechamiento de cada jornada.

En opinión de Leodan Guirola, Jefe de Producción de la citada estructura agrícola, el total de las áreas cafetaleras están produciendo, y mientras el clima así lo favorezca, estará incrementando la maduración del cerezo, en cuya recogida, se vinculan, además de los trabajadores, vecinos de la zona y recolectores que todos los años, brindan su aporte a la contienda.

En medio de la ardua tarea, donde no falta el café, merienda y un bienvenido almuerzo cuando se hace necesario duplicar la jornada de trabajo, la Unidad Básica Cooperativa de Soledad, no se descuida de acciones tan vitales como la producción de alimentos y el empuje de la entidad a los principales adelantos científicos para multiplicar los rendimientos en todos los cultivos.

Aprovechar al máximo la topografía del lugar, rodeado de cafetales y montañas, se hace necesario el aprovechamiento de los recursos naturales del entorno, y al mismo tiempo, ir sembrando arboles maderables, consolidar siembras no masivas como la producción de ñame, maíz, yuca y malanga, así como diversificar otras que son constantes como el plátano, en sus diferentes variedades.

Y aunque todo parezca ascendente en materia de incrementar alternativas alimenticias y elevar a planos superiores la cosecha cafetalera, aún es insuficiente lo que se hace, reconoció Guirola, quien fue realista al pronunciarse en que las planificaciones actuales y la realidad cotidiana de los mercados y el plato familiar, además de la economía, exigen de todos un mayor esfuerzo para lograr resultados más alentadores.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *