Reforma constitucional tensa relaciones gobierno-legislativo en Chile


Santiago de Chile, 18 nov (Prensa Latina) La comisión de Constitución del Senado de Chile despachará hoy al pleno una reforma constitucional para un segundo retiro de fondos de pensiones que mantiene cada vez más tirantes las relaciones con el gobierno.

La víspera, esa Comisión, que analiza la propuesta ya aprobada por rotunda mayoría en la Cámara de Diputados, escuchó el parecer de representantes de importantes organizaciones de trabajadores quienes pidieron que la iniciativa se apruebe rápido y sin ‘letra chica’.

Al término de esa sesión el senador socialista Alfonso de Urresti, presidente de ese grupo, señaló que este miércoles continuarán el debate hasta despachar totalmente la propuesta, cuya aprobación el gobierno busca impedir por cualquier vía.

En paralelo, durante una reunión con grandes empresarios integrados en la Sociedad de Fomento Fabril, el presidente Sebastián Piñera dijo que un grupo de parlamentarios están ‘haciendo un uso abusivo de un resquicio constitucional’ y pretenden ‘escribir una Constitución paralela sin modificar la Constitución vigente’.

Esa alusión directa a la reforma que prevé autorizar a las personas el segundo retiro del 10 por ciento de los ahorros depositados en las Aseguradoras de Fondos de Pensiones, no paso inadvertida, y la presidenta del Senado, Adriana Muñoz, consideró inaceptable que el Gobierno se entrometa en las decisiones del parlamento.

Muñoz puntualizó que ha habido dificultades en las relaciones con el Gobierno, por un ‘permanente exceso de hiper presidencialismo’, que ante cualquier facultad que nosotros asumimos de acuerdo con la Constitución considera que el parlamento está asumiendo facultades que no tiene.

Piñera incluso amenazó con impugnar la reforma ante el Tribunal Constitucional, a lo cual el senador Urresti advirtió que él mandatario ‘tendrá que hacerse responsable de una situación que claramente no corresponde a la realidad y que simplemente trata de eludir una solución que va a ayudar a millones de trabajadores’.

Por su parte, el ministro portavoz, Jaime Bellolio, dijo que senadores oficialistas le pidieron al Gobierno presentar un proyecto propio para un retiro del 10 por ciento, pero más acotado que la propuesta actual y con un impuesto a las personas de altas rentas.

Esto, en cambio, es rechazado por la oposición y el movimiento sindical que piden que la reforma sea aprobada sin limitaciones.

Según Bellolio, el foco de la Moneda ‘va a estar puesto en las ayudas que son necesarias para las personas más vulnerables, en recuperar los empleos y en salir bien de la pandemia porque todavía ésta no ha terminado’.

Pero ahí radica una de las críticas más recurrentes al Gobierno, porque en casi nueve meses de pandemia, han sido insuficientes y tardías las ayudas entregadas a los más vulnerables, muchos de los cuales han quedado fuera de ellas, incluida la precaria clase media chilena, depauperada por la crisis.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *