Partido izquierdista peruano propone elección de una asamblea constituyente para salir de la crisis


Lima, 16 nov (RHC) El nuevo gobierno transitorio de Perú deberá convocar a un referendo sobre la elección de una asamblea constituyente, para lograr cambios de fondo como solución a la grave crisis política, planteó hoy el movimiento Nuevo Perú (NP).

La organización de izquierda se pronunció en un comunicado de su Comisión Política sobre la crisis que mantiene al país en tensión desde la vacancia (destitución) del presidente Martìn Vizcarra, reemplazado por Manuel Merino, quien dimitió ayer rechazado masivamente en las calles .

Según NP, el país no solo vive una crisis de las relaciones entre el gobierno y del Congreso, sino también del régimen político y del sistema de injusticia social que genera enormes desigualdades.

‘Por ello urge la conformación de un gobierno de transición, del que no sean parte quienes generaron esta situación’, agrega el pronunciamiento, en alusión a la coalición conservadora que vacó –cesó- a Vizcarra.

Considera que la nueva administración debe garantizar elecciones transparentes y convocar a un referéndum para que el pueblo decida si el país elige una asamblea constituyente.

Las elecciones generales y el referéndum deben llevarse a cabo simultáneamente, el 11 de abril de 2021, agrega la dirección del partido que lidera Verónika Mendoza, candidata presidencial del bloque progresista Juntos por el Perú.

Mendoza dijo que es necesario un proceso constituyente ‘para que haya cambios profundos y no quedarse en el maquillaje’.

‘Para ello es fundamental la formación de Comités Ciudadanos por una nueva Constitución y no bajar la guardia en la lucha contra la corrupción’, manifestó.

El documento de NP rinde homenaje a los jóvenes Inti Sotelo y Bryan Pintado, ultimados el sábado durante la represión de la protesta del sábado último, y señala que murieron ejerciendo el derecho de protestar y rechazar al gobierno de Merino.

NP exigió juicio y sanción para los responsables de la represión y las muertes y señaló a Merino; el primer ministro, Ántero Flores-Aráoz; el ministro del Interior, Gastón Rodríguez; el Director General de la Policía, el Jefe de la Policía de Lima y el oficial a cargo de la represión.

Varias organizaciones defensora de los derechos humanos denunciaron ayer ante el Ministerio Público a Merino, su primer ministro, Ántero Flores-Aráoz, y al ministro Rodríguez, por el homicidio de Sotelo y Pintado y por las heridas sufridas por más de cien personas.

La denuncia por los delitos de homicidio agravado, lesiones graves y abuso de autoridad, incluye al director de la Policía Nacional, general Orlando Velasco, y al jefe policial de Lima, general Jorge Cayas.

La dirigente Mendoza planteó además la reorganización de la Policía y la nulidad de todas las leyes que criminalizan las protestas sociales.

(Prensa Latina)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *