Buscan a brazo derecho de ministro represor en Bolivia


La Paz, 14 nov (Prensa Latina) El coronel Iván Rojas, quien durante el gobierno de facto en Bolivia se convirtió en brazo derecho del represor ministro de Gobierno (Interior), está hoy en la mira de la justicia y se encuentra, de hecho, prófugo.

La Fiscalía de La Paz emitió una orden de detención contra el exdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), quien fue citado a declarar y no se presentó.

Las autoridades allanaron su casa para detenerlo, pero había escapado.

El titular de la fiscalía, Marco Cossío, confirmó la orden de captura dictada contra Rojas, investigado por los presuntos delitos de incumplimiento de deberes, uso indebido de influencias y robo agravado.

Los cargos están motivados en la certeza de que el polémico oficial incineró la libreta militar del expresidente Evo Morales, un documento muy importante en Bolivia.

Cossío informó que tramita órdenes para impedir que salgan del país el exministro del Interior, Arturo Murillo, quien es además investigado por corrupción y se encuentra prófugo, y el exviceministro de esa cartera Javier Issa.

La situación de Rojas se agravó el lunes último, cuando en redes de Internet apareció una grabación en la que alguien, supuestamente Rojas, le plantea a Issa su preocupación por posibles acciones policiales en su contra por la desaparición de la libreta de Morales. Según fuentes periodísticas y policiales, Rojas como jefe de la Felcc jugó un rol clave en la llama judicialización de la política con fines represivos bajo el gobierno de facto.

En virtud de ello, habría ‘fabricado’ expedientes por diversas causas para encarcelar a dirigentes y colaboradores del Movimiento al Socialismo (MAS), como Wilma Alanoca, a quien incautó una carpeta con documentos de Evo Morales, entre ellos la libreta perdida.

La mayoría de esos casos fueron descartados, incluyendo acusaciones contra Alanoca, quien esta semana salió de la Embajada de México, tras un año de asilo en la sede, junto a exministros y colaboradores de Morales.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *