Falleció en Segundo Frente la destacada combatiente: Inocencia Clavel Leyva.


Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 04 de nov:- Con Profundo pesar el pueblo del Segundo Frente, conoció de la partida física de la destaca combatiente y fundadora de los Comités de Defensa de La Revolución, la Federación de Mujeres Cubanas: Inocencia Clavel Leyva.

Influenciada por su padre: Eusebio Clavel Cutiño , líder comunista de la antigua región de Mayarí Arriba, en los años 30, así como conmovida por los continuos crímenes y desalojos de la guardia rural, de lo cual no escapó su abuelo Apolonio Castañeda, Inocencia decidió el camino de la libertad de Cuba.

Inocencia, quien el venidero mes de diciembre hubiese cumplido 101 años de edad, una vez informada del movimiento guerrillero en la Sierra Maestra y posterior apertura del Segundo Frente, decide colaborar desde su Mayarí Arriba, con la confección de mochilas y brazaletes para el Movimiento 26 de julio.

Aún con su condición de mujer, supo desafiar el peligro que implantaba los testaferros de Batista en estas serranías, lográndose vincular con los más destacados revolucionarios de la zona, entre ellos Alejandro González Alcolea, a quien un día antes de su asesinato logra advertir del riesgo inminente que corría su vida.

Una vez triunfada la Revolución en 1959, Inocencia se convierte en alfabetizadora y brigadista sanitaria. El 23 de agosto de 1960 se integran las organizaciones femeninas en que llevaría el nombre de Federación de Mujeres Cubanas (FMC), cuyos objetivos esenciales era elevar el nivel ideológico, político y cultural de las mujeres, a fin de incorporarlas masivamente al proceso de construcción de la nueva sociedad.

En esa gran misión estuvo el nombre de Inocencia Clavel Leyva, a quien se le asigna el cuartón de El Rosario, asumiendo con suma responsabilidad la integración de las féminas en estas montañas.

Hace cerca de dos años Inocencia tomaba mayor protagonismo en el Segundo Frente, cuando unido a otros combatientes más afirmaron sobre la presencia del Che Guevara en Mayarí Arriba, durante la década del 60.

La destacada revolucionaria residía en el momento de su fallecimiento en la comunidad de San Benito.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *