De la palabra a la acción


Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 07 de oct:- La producción de alimentos en la actualidad es una estrategia económica y social del país, en que intervienen de manera decisiva todas las formas de gestión socialista.

Vivimos en un país agrícola, en que es preciso garantizar la alimentación del pueblo, incluyendo la acumulación  de materias primas para el desarrollo.

Por tanto, es necesario revolucionar las formas de gestión y fomentar el desarrollo de la agricultura en todas sus modalidades y programas.

De ahí que todos los intereses: económicos, políticos y sociales tienen que ser comunes.

Pero además, en la política para impulsar  el desarrollo territorial en Cuba, se promueve el autoabastecimiento municipal de productos agropecuarios, y también el incremento y consolidación de las mini industrias para garantizar una mayor adecuación de las demandas alimentarias, que ya ve la luz a través del necesario Proyecto de Desarrollo Integral hasta el 2030.

La estrategia está sustentada en mantener una correcta planificación, defender la producción nacional y desterrar  la mentalidad importadora de esas producciones que podemos hacer en nuestro país.

La tarea principal de todos es aprovechar cada pedazo de tierra ociosa que sirva para producir alimentos.

Pero se logrará sólo cuando exista una conciencia colectiva que nazca desde el centro de la sociedad,  las empresas y hasta el seno de la misma familia. De eso se trata.

Por: Ismailen Campos de la Cruz y Octavio Oliva López.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *