Un pescador australiano graba imágenes del ataque de un tiburón blanco a la hélice de su barco


El día de pesca que Dean Butler había planeado pasar este domingo frente a las costas de Foster (Australia) se vio alterado cuando divisó varios tiburones que se alimentaban del cadáver de una ballena. El hombre decidió grabar la escena y momento en el que uno de los escualos se acercó a su barco y mordió la hélice, recoge 9News.

Butler contó al medio que más de una docena de tiburones rodeaban el cadáver, incluso un tiburón blanco muy grande y un tiburón tigre muy grande, fácilmente de unos 400 kilos cada uno. La ballena estaba a solo unos metros de su barco.

El hombre ironiza con que salió a capturar pargos y lo único que pescó fueron “los mordiscos de los tiburones a su barco”. Añadió también, que después encontró marcas de dientes en la hélice.

“Me alegro de haberme encontrado esto a plena luz del día, porque puedes fácilmente chocar navegando en la oscuridad. Salir de tu barco y estar rodeado de estos tipos sería bastante escalofriante”, afirmó Butler.

Al mismo tiempo, aseguró que no tuvo miedo: “no estaba preocupado, estaba simplemente feliz de ser testigo de eso, fue realmente genial”.

(Conn información de RT)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *