Nuevas medidas anti Covid-19 en La Habana, duras, pero inevitables


La Habana, 1 sep (Prensa Latina) El nuevo paquete de medidas que se implementará en esta capital a partir de hoy para reforzar el enfrentamiento a la Covid-19, es considerado por muchas personas aquí como duro, pero inevitable.
De tal forma calificaron varios usuarios de Facebook las disposiciones para enfrentar la pandemia, que entrarán en vigor este 1 de septiembre en La Habana.

‘No queda otro remedio. Espero que ahora sí la gente se quede en su casa y no ande sin nasobuco en público’, escribió una habanera en su cuenta; mientras otros exigen más rigor en las sanciones contra los indisciplinados.

El doctor Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, informó que 59 personas fueron diagnosticadas con la enfermedad en las últimas 24 horas, de las cuales 40 se localizaban en ocho de los 15 municipios de la capital.

No obstante, entre muchos cubanos prevalece el optimismo sobre los resultados que puedan arrojar las nuevas medidas para cortar el avance de la pandemia.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, llamó la atención el sábado sobre la importancia de la participación de la población, unida a la labor y el esfuerzo gubernamental e institucional en el apoyo a la aplicación de las normativas.

‘Tenemos confianza y creemos en las habaneras y los habaneros para superar este momento’, aseveró el jefe de Estado.

Sobre las nuevas acciones, el gobernador de esta urbe, Reinaldo García, explicó que buscan incrementar la percepción del peligro y la autorresponsabilidad.

Al intervenir en el programa Mesa Redonda de la televisión cubana, alertó que el incumplimiento de las medidas en centros institucionales constituye la principal causa del aumento de casos en la capital.

García puso como ejemplo de estas irresponsabilidades el evento ocurrido en el Molino de Trigo del municipio de Regla, donde los trabajadores se reunieron para ver un partido de fútbol.

Al anunciar el nuevo grupo de ‘medidas más firmes’, el gobernador subrayó que los eventos institucionales han afectado a los 15 municipios de la provincia y provocado a su vez focos comunitarios.

Entre esas disposiciones está la restricción de la movilidad de las personas y los vehículos entre las 19:00 y las 05:00, hora local, y la suspensión de los traslados interprovinciales, con la excepción de vehículos de carga.

También se establece la limitación de la entrada y salida de personas a la capital y la eliminación por 15 días de las visitas de trabajo a las provincias por parte de empresas e instituciones, las cuales serán autorizadas excepcionalmente.

García dijo que se cerrarán o dejarán funcionando, con cantidades mínimas de trabajadores, los centros que no sean de producción continua o priorizados, y se impulsarán el teletrabajo y el trabajo a distancia.

Cuba acumula, hasta el parte emitido la víspera, cuatro mil 32 personas contagiadas, cifra que a pesar de ser inferior a la de muchos países, constituye una preocupación para los cubanos, quienes hace casi un mes habían logrado domar la pandemia.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *