Primera prueba de fuego de reforma judicial en Senado argentino


Buenos Aires, 27 ago (Prensa Latina) Tras sortear un crispado debate en comisiones, la reforma judicial impulsada por el gobierno de Alberto Fernández pasará hoy su primera prueba de fuego en una sesión en el Senado argentino.
Con el trasfondo de ciertos sectores de la derecha que utilizan teorías sobre una supuesta falta de libertades, desde la víspera se vive un avance de lo que pudiera suceder en las afueras del Congreso este jueves con una movilización de aquellos que pregonan no estar de acuerdo con la reforma sin saber muy bien de qué se trata.

Así quedaron expuestos varios manifestantes en entrevistas con medios como el canal C5N que cubrió in situ una marcha contra la reforma frente al Palacio Legislativo, en la cual varios de los abordados señalaron no estar de acuerdo, pero la mayoría alegó otros motivos como falta de libertades.

Mientras en las redes sociales cibernautas critican la posición de ese sector bautizado como ‘anticuarentena’, que hoy saldrán otra vez a manifestarse en medio de la delicada situación por la Covid-19 y con un récord de más de 10 mil 550 casos en las últimas 24 horas, dentro del Palacio Legislativo se avista una tensa jornada por videoconferencia.

El presidente Fernández ha sido claro al subrayar que están abiertos a todas las opiniones y en el propósito de la reforma es que la justicia funcione mejor.

La Cámara de Senadores debatirá desde esta tarde el proyecto que busca, entre otras cosas, fortalecer el fuero federal penal de la Ciudad de Buenos Aires y crear cámaras de apelaciones en las provincias. La bancada opositora adelantó que no dará el quórom aunque el oficialismo cuenta con el número suficiente para aprobarla.

Precisamente ayer la presidenta del Senado, Cristina Fernández, difundió un escrito en el cual apuntó que en el país todavía se debe una verdadera reforma judicial, que no es la que se debatirá ahora.

Sin embargo, dijo, la primera actitud del sistema político argentino, cualquiera sea su postura ideológica y partidaria, es aceptar que las diferencias tienen un solo lugar de discusión y resolución: el Congreso de la Nación.

De ser aprobado en esta jornada en la Cámara Alta, el proyecto titulado ley Organización y Competencia de la Justicia Federal será girado a la Cámara de Diputados para su discusión.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *