Covid-19 lista a devastar África


La Habana, 25 jul (Prensa Latina) El sostenido aumento de los contagios con la Covid-19 en África, más que un hecho vinculado a la tragedia mundial por la pandemia, anuncia una posible catástrofe sanitaria, económica, humana e, incluso, política en ese continente lleno de esperanzas y frustraciones.

Sequía y posible hambruna, conflictos armados, políticos y étnicos, una destructiva plaga de langostas, pobre salubridad, o, en el peor de los casos, inexistente; corrupción administrativa y subdesarrollo conforman el caldo de cultivo para la propagación de la enfermedad, que puede llegar a ser incontrolable.

En el ínterin emergieron tesis, una de las cuales marcada por un racismo larvado, según la cual los negros son más resistentes al contagio, desmentida de inmediato por los expertos y por los hechos.

En rigor de verdad el estallido de la dolencia provocada por el SARS-CoV-2 en África tiene similitudes con la estrategia de especies depredadoras endémicas de esa región, caracterizada por el acecho incansable de sus presas hasta el ataque fulminante y mortífero.

El símil es apropiado y se confirma en las últimas semanas durante las cuales la dolencia causada por el nuevo coronavirus aumenta de manera sostenida, con más de 700 mil contagiados y 15 mil fallecidos, con tendencia al aumento.

Las estadísticas confirman la preocupación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de entes especializados, y radica en que en las primeras semanas de la irrupción de la enfermedad los casos fluctuaban en el rango de dos mil a tres mil y en las últimas dos semanas han aumentado de forma exponencial hasta más de 10 mil por jornada.

Los augurios más tétricos afirman que, de concretarse el peor de los escenarios en los 55 países africanos hasta 20 millones de personas pueden contagiarse y 190 mil morir, sin pasar por alto que la paralización de las economías dejaría sin empleo a cientos de miles de personas, una bomba política que asolaría al continente durante décadas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *