Valientes: Alejandro Cala López, honor a quien honor merece


Por: Kenia Ochoa Cutiño

Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 17 de jul:- Alejandro Cala López, (Cala), así le dicen sus amigos, colegas y pacientes. Este hombre humilde y de excelente corazón, es Urólogo en el Hospital Clínico Quirúrgico de Santiago de Cuba.

Graduado de Médico General Integral en el año 1991 ,y de urología en 1997, es actualmente Jefe de Servicio en proceso de cambio de categoría docente y aspirante a Doctor en ciencias en Educación Médica Superior.

Es un ser humano con un sentido de pertenencia y ética incomparable. En su andar cotidiano por el hospital,regala ternura, amor, dedicación y pasión, que lo hacen, merecedor del cariño y respeto de sus colegas,pacientes y familiares.

Para CALA, “SER TRATADO Y TRATAR A LOS DEMÁS COMO SERES HUMANOS”, es preocuparse por el paciente, ponerle las manos en el hombro, darle información al familiar que lo cuida, brindar confianza, tranquilidad, a esa persona que presenta problemas de salud, y que pone en manos de los médicos, su esperanza de vida.

Este hombre de sentimientos nobles , puros y profundos, está consciente, de que enfrentamos un duro bloqueo que afecta la salud cubana, pero esto no nos impide dar AMOR y ser mejores seres humanos.

Y cómo dijera Marti: “AYUDAR AL QUE LO NECESITA, NO ES SOLO PARTE DEL DEBER, SINO DE LA FELICIDAD”.

Forjado por la Revolución dentro del Ejército de Batas Blancas, pone en alto la MODESTIA, DESINTERÉS ,ALTRUISMO SOLIDARIDAD Y HEROÍSMO, al que nos ha convocado ,nuestro Comandante Fidel.

Para este hombre consagrado con su labor, defender los valores en los que se
cree, al precio de cualquier sacrificio, es amar a su patria, en cualquier lugar y circunstancias, es ser ejemplo ante los demás, disciplinado y cumplir con ética y profesionalidad, el trabajo diario.

Médico internacionalista que demostró su valor y entrega en la hermana nación de Venezuela, puso en alto la solidaridad y volvió a la patria con su deber cumplido.

A usted ,Alejandro Cala López ,o (Cala), gracias por defender nuestros principios y valores, por los que aún luchamos. Por poner en alto la bandera de la DIGNIDAD Y LA ÉTICA.

Gracias por tanto amor a su profesión. Por su ejemplo. Gracias por salvar vidas.
PARA USTED MIS APLAUSOS DIARIOS.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *