El secreto productivo de Raúl.


Por: Raúl  López Ortiz.

Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 09 de jul:- “La agricultura es como una dama que hay que toquetearla, atenderla y darle lo que necesita para que de su vientre brote el fruto que necesitamos para la vida”, parafraseo Raúl Jiménez, mayarisero del sector educacional en Segundo Frente  quien  se multiplica para cumplir con su trabajo y producir alimentos en tiempos  de la Covid 19.

Es por ello que en menos de una hectárea de tierra produce ñame, plátanos, hortalizas, yuca y para solventar la situación que ocasiona la pandemia  entrego 14 quintales de boniato a acopio, cifra relativamente pequeña pero grande en tiempo que los alimentos escasean y la sequía de meses anteriores deja sus huellas.

“No hay tiempo para descansar ni días de la semana. Ahora con la incorporación de mi hijo Idelvis que dejo la albañilería para dedicarse al agro la producción y entrega a la cooperativa se multiplicará” confirma este hombre de oficina y surco.

Su retoño, otro de los enamorados del  agro, asevera” la tierra está ahí para trabajarla técnicamente con altos rendimientos, porque el secreto no está tener muchas áreas sino en aprovecharla de punta a punta, máxime ahora que el mundo se estremece por el nuevo Coronavirus al que venceremos con protección, disciplina, y trabajo creador”, concluye Idelvis, quien profesa seguir el ejemplo de su padre sacándole a la  tierra el sustento alimenticio para la vida.

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *