Cena presidencial cierra visita de López Obrador a Estados Unidos


Washington, 9 jul.— Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de México, Andrés Manuel López Obrador, compartieron en una cena de honor en la Casa Blanca valoraciones por las relaciones entre ambos gobiernos.

La cena, última actividad oficial del mandatario mexicano en su breve visita de trabajo que se circunscribió a la Casa Blanca, excepto las ceremonias de ofrendas florales en los monumentos a Abraham Lincoln y Benito Juárez, fue compartida con empresarios de uno y otro país.

Ambos mandatarios pronunciaron discursos muy breves. Donald Trump lo centró en la amistad con su colega mexicano y su ‘visita excepcional’ en la que lograron, según dijo, grandes cosas y estrechar una muy buena relación a pesar de las adversidades.

El anfitrión admitió que en Estados Unidos las contribuciones de mexicanos se sienten en todas las industrias, el comercio y la ciencia y los calificó de personas ‘bendecidas y talentosas’.

Esa posición contrasta con expresiones de años anteriores, cuando Trump acusó a México de enviar a este país a personas que traían drogas, delincuentes y violadores y de prometer un gran muro en la frontera sur.

A su vez, López Obrador suscribió todo lo que dijo su anfitrión y recalcó las buenas relaciones que mantienen en todo sentido. Insistió en que el objetivo de la visita es el inicio de una nueva etapa con la firma del tratado de libre comercio que incluye a Canadá, pues con él se van a fortalecer las economías de los tres países.

Destacó que el tratado tiene dos elementos nuevos que ayudan a integrar más la región y a potenciarla.

El primero, se establece que cualquier mercancía producida en la región norte debe tener un elevado componente de fabricación en cada país. Segundo, que toma en cuenta a los trabajadores con mejoras salariales y laborales.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *