El Conde de la música en Segundo Frente.


Por: Yamil Sánchez Aguilar

Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 02 de jul:- y cuando se escriba la historia de la cultura en #SegundoFrente, Marcos Perdomo Meriño, ocupará unas cuantas páginas, todas escritas con talento, gracejo criollo y cubanía.

Como constructor llegó a #MayaríArriba, en los primeros años de la década del setenta del siglo pasado; pero ya traía la música en la sangre. Campesino de pura cepa amenizaba fiestas y reuniones familiares en su Jarahueca natal.

Solo bastó replantearse la vida y escoger, por siempre, el sendero de los acordes acompañado de su inseparable “mulata” de madera, trastes y seis cuerdas.

A los 18 años, compuso su primera canción a la que tituló “Eres un álbum de recuerdos”. Este guitarrista, poeta, cantante y director musical también nos lega su vasta obra autoral con decenas de creaciones; entre ellas, “El Negrito Salomón”, “La sede”, “Salsa campesina”, “Tú enciendes mi pensamiento”, “Un son para Teresa”, “Yo quiero aprender el son”, “Cabeza caliente”, “Ahora tengo mi guagüita”, “Cayo mambí”, “Ponme una piedra” y muchas más que amenizan fiestas populares y se insertan en programas radiales y televisivos.

Perdomo Meriño cultivó desde el son, la canción y el bolero hasta la guaracha, la cumbia y el son montuno. Perteneciente al Taller Literario “Ramón Torres”, de Mayarí Arriba, tuvo tiempo de escribir cuentos y décimas que acapararon excelentes críticas.

La huella de este trovador está presente en agrupaciones como el conjunto “Los Serranitos”, el que dirigió durante 15 años, y en el conjunto campesino “Voces del Segundo Frente”. La insaciable voluntad de este juglar por fomentar el movimiento trovadoresco en el municipio lo conllevó a fundar y dirigir la Casa de la Trova, de Mayarí Arriba, lamentablemente desaparecida.

En ese escenario hicieron sus pininos muchos jóvenes que encontraron en el bardo a un maestro, amigo y consejero para moldear sus pretextos musicales, entre ellos Eduardo Sosa, Daniel Alcolea Mayet, Alden Charón Tomacén y otros.

Marcos Perdomo Meriño, El Conde de la música campesina y popular en esta serranía, uno de nuestros inolvidables juglares, falleció este miércoles, 1 de julio de 2020, a los 80 años. Había nacido en #Jarahueca, municipio #SongoLaMaya, el 25 de abril de 1940. Su sepelio tuvo lugar, este 2 de julio, en el cementerio “Santa Teresa”, de Mayarí Arriba.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *