Sonrisa como la de un niño en su cumpleaños 89


Por: Maylin Camilo Castillo (periodista del periódico Sierra Maestra)

Muchos creerán que el eterno General de Ejército, que el más fiel compañero, incansable seguidor y hermano de Fidel quien tenía una vasta formación militar desde muy pequeño, es algo recio, imparcial, pero no, es todo lo contrario Raúl Castro Ruz es dulce, alegre con ojos y sonrisa aún como de niño.

raul castro con fidel y el cheHoy llega a sus 89 cumpleaños y para suerte de todos los cubanos, lo tenemos con la vitalidad e ideas del primer día, junto al legado histórico y eterno de su hermano y guía.

Siempre lo vemos con su traje verde olivo para recordar su ferviente participación en las luchas revolucionarias y patentizar la Historia de nuestro país. Lo vemos dirigiendo el invencible Partido Comunista con tanto vigor que estremece, y lo vemos visitando las escuelas de niños discapacitados con tanta sensibilidad que ennoblece.

Coronó el conjunto de hombres y mujeres que participó en el asalto al cuartel Moncada en julio de 1953. Fue integrante de la expedición en el Yate Granma, uno de los líderes del Ejército Rebelde que, comandado por Fidel Castro, combatió a la dictadura de Fulgencio Batista entre 1956 y 1959.

raul castro con vilma espinTras el triunfo de la Revolución, dirige las Fuerzas Armadas Revolucionarias como Ministro desde 1959 hasta febrero de 2008. Ostenta el grado militar de General de Ejército y posee, desde 1998, el título honorífico de Héroe de la República de Cuba. Nació en Birán, Holguín, pero dejó su huella en Santiago de Cuba, cuando fundó junto a 53 hombres el Segundo Frente Oriental para desde ahí patentizar la lucha, hasta la Victoria.

A tres meses del Triunfo revolucionario contra las fuerzas opresoras, Fidel dijo: “Si algo me pasa en esta lucha, Raúl tiene la capacidad para sustituirme”. Revolucionario, hermano, amigo, compañero, esposo y padre, Raúl es un paradigma de fidelidad absoluta.

raul castro en primero de mayoSupo y sabe dirigir un país, aunque no es ya el presidente de la República de Cuba con sus consejos aminora la carga de esta nueva generación. Nunca defraudó ni defraudará a su pueblo que lo sigue y ama hasta en estos tiempos difíciles de coronavirus Raúl, el incansable Raúl está ahí con su idea certera.

En su mandato se produjo el histórico restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos con quien en ese momento era su presidente Barack Obama.

No se puede hablar de Raúl sino se habla de su gran y único amor, Vilma Espín quien al igual que él fue una luchadora incansable de las causas justas, con quien formó una hermosa familia ejemplo para todas las familias cubanas, forjada en el patriotismo. Estuvo junto a la heroína hasta su muerte.

Cuentan los que lo conocen de cerca que el General de Ejército, es sensible, íntegro, firme en sus ideas sí, pero con un corazón enorme para ayudar a quien lo necesite o a quien por su trabajo lo merezca. Ese es mi Raúl, ese es nuestro Raúl, el Raúl de todos, los cubanos tenemos suerte de tenerlo aún entre nosotros. Desde aquí desde su Santiago amado, de donde quiere ser eternamente, esta generación que lo enaltece le desea muchas Felicidades.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *