Elefanta Mara viaja desde Argentina para vivir en Brasil


Brasilia, 13 may (RHC) La frontera entre Brasil y Argentina fue reabierta para el paso de la elefanta Mara, que vivía en el zoológico de Buenos Aires, y ahora descansará en el estado de Mato Grosso (centro-oeste).

Bajo escolta de la Policía Federal de Carreteras de Brasil, el animal de más de 50 años de edad viaja desde el sábado en un compartimento con ventanas, que tiene tres metros de alto por cinco de ancho.

Según la policía, se espera que el paquidermo llegue al santuario el miércoles. El transporte sigue el protocolo de protección del mamífero para que llegue sano y salvo a su destino: el Santuario de los Elefantes, en la Chapada dos Guimarães, en Mato Grosso, donde viven otros mastodontes traídos de África y Asia.

Mara nació en cautiverio en la India y fue comercializada a otro en Alemania. En los primeros años de vida (en 1970) fue llevada a Uruguay, donde se quedó en el Circo África.

Después se convirtió en parte del Circo Suramericano, en Argentina. Con la quiebra del grupo, la elefanta fue llevada al zoológico de la capital argentina tras una demanda judicial.

De acuerdo con el equipo especializado que la acompaña, Mara está permanentemente monitoreada y come, en promedio, 100 kilogramos de vegetales y verduras por día.

El Santuario de Elefantes de Brasil es una organización sin fines de lucro que ayuda a transformar las vidas y el futuro de estos gigantes animales en cautiverio en América del Sur.

Desde enero de 2010, la misión ElephantVoices, junto con defensores interesados en la causa en Brasil, trabajan para apoyar los esfuerzos legislativos y prohibir la práctica de utilizar elefantes en espectáculos en territorio nacional, así como acabar con su sufrimiento en los circos.

Cinco países de Suramérica aprobaron leyes que prohíben el uso de animales en espectáculos y Brasil es el siguiente en la lista que espera una alternativa para garantizar un futuro seguro, compasivo y saludable para los elefantes. (Fuente: Prensa Latina)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *