Junior Heredia Palmero: enfermero de Segundo Frente en Argelia


A propósito del Día Internacional de la Enfermería.

Por: Yamil Sánchez Aguilar

Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 12 de may:- Junior Heredia Palmero es un joven del Segundo Frente, Licenciado en Enfermería, graduado en el año 2004, que desde el primer instante conquistó los corazones de sus pacientes en intrincadas comunidades de este municipio.

De su esmero profesional conocen en Pan de Azúcar, Rosario Abajo, sus compañeros del Sistema Integral de Urgencias Médicas y del Cuerpo de Guardia del Hospital General “Emilio Bárcenas Pier”, de Mayarí Arriba.

El azote del nuevo coronavirus lo sorprendió cumpliendo misión en el norte de África, en la hermana República de Argelia, desde donde conversa con nosotros.

“A la llegada de la pandemia Covid-19 se continuó con el trabajo asistencial oftalmológico, siempre tomando todas las medidas, porque aunque no existían pacientes positivos en esta wilaya, se asistían a pacientes de todas las regiones del país y eso ya exigía tomar todas las medidas de protección.”

“Cuando comenzó la aparición de los casos positivos aquí en esta región se decidió por la dirección de Salud argelina utilizar este hospital para la atención de los mismos por las condiciones que tiene, ya que este hospital se encuentra un poco aislado de lo que es el centro de la ciudad. El total de los pacientes con sintomatología respiratoria asiste aquí para ser atendidos y se realiza todo el proceso que está orientado para esta pandemia.”

En abril de 1963, hace 57 años, llegó a Argelia la primera brigada médica con carácter permanente donada por Cuba a ese estado amigo. Desde entonces la ayuda se ha mantenido sin interrupción.

De las 48 wilayas o provincias argelinas los profesionales de la salud de la Mayor de las Antillas prestan sus servicios en más de una docena  ubicadas en la planicie central y el sur del país en cuatro programas: urología, materno-infantil, oncología y oftalmología.

En este último nos representa el enfermero el hijo de Angelina la barbera, ese muchachón al que sus vecinos en el barrio mayaricero de Vista Hermosa también admiran por la voluntariedad y su dominio en los secretos de la albañilería.

Desde su misión en el Hospital Oftalmológico “Amistad Argelia-Cuba” Bechar, al oeste de esa nación africana, el joven enfermero del Segundo Frente comparte su estrategia en el enfrentamiento a la Covid-19.

“No se puede perder la percepción del riesgo. El riesgo está presente dondequiera. Por ejemplo, este hospital está situado al lado de nuestra residencia. Nos separa solo un muro que está, más o menos, a diez metros. Y desde el patio de mi casa se observa todo el pasillo y la sala donde transitan los pacientes.”

“Lo principal, y vale la pena reiterar, es el autocuidado, prevenir cumpliendo con todas las medidas indicadas. Ser muy prudentes en esto y no desmayar. Insisto en esto.”

“Nosotros los profesionales de la salud cubanos estamos dispuestos a enfrentar la Covid-19 en cualquier lugar y bajo la situación más crítica; como lo están haciendo muchos compatriotas en varias partes del mundo.”

Cuando en Cuba, aplaudimos cada noche a las nueve, en las 48 provincias de Argelia los relojes marcan las dos de la madrugada; no obstante la admiración y el amor a nuestros profesionales de la salud vencen los más de 7900 kilómetros que nos separan por encima del Océano Atlántico y también estremecen los corazones de unos 900 cubanos que allí cumplen su honrosa tarea en el sector de la salud. Sesenta y cinco de ellos junto al enfermero Junior en el Hospital Oftalmológico Amistad Argelia Cuba Bechar.

“Es muy emotivo ese gran aplauso que se realiza a las nueve de la noche, ese aplauso a la vida, honrando a todos los que, de una forma u otra, están inmersos en la confrontación a la Covid-19”.

“A mi mamá, mi esposa, mis niños, mis hermanos que confíen en mí. A mis amigos, a mis compañeros de trabajo que pronto estaremos juntos para darnos ese abrazo y sonreír a la vida. Extraño muchísimo mi tierra. Me emociona mucho cuando veo las fotos que se publican de nuestro Mayarí Arriba. Hay que estar aquí y haber tenido la experiencia para saber cuánto se extraña la tierra que te vio nacer. Es así.”

Junior Heredia Palmero, joven enfermero del municipio Segundo Frente, que ahora mismo escribe con letras doradas, hermosas páginas de solidaridad cubana en el enfrentamiento a la Covid-19, entre el mar Mediterráneo y el desierto del Sahara, en Argelia el país más extenso del continente africano.

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *