Aterrizamos o desaparecemos


Por: Idalberto Aguilar Macías
Aterrizamos o desaparecemos. El bloqueo, la sequía, Covid 19 y la indisciplina, suficientes. Y no estoy exagerando.

Este país necesita urgentemente una reacción más fuerte de su pueblo. Es ahora o nunca. Tenemos que convencernos que estamos en guerra contra el peor enemigo que hemos tenido en la historia, el que te dispara y no hay radar ni mira óptica que lo distinga.

Entonces, la única forma de resistir y sobrevivir es manteniéndose en la trinchera, racionando los recursos, saliendo el imprescindible, de lo contrario la victoria se complica.

Todos sabemos la situación económica que atraviesa este país con más de 60 años de bloqueo económico, comercial y financiero, a lo cual se le suma la paralización de su motor impulsor, (el turismo) así como las dificultades de compra en el exterior originadas por el propio coronavirus. No es crear pánico, es concientizarnos que estamos avanzando con las reservas financieras, con las producciones nacionales y las limitadas exportaciones existentes.

“Moraleja”, estamos obligados a derrotar al CoVid-19 en el menor tiempo posible. Extenderse éste por varios meses penetrando profundamente en todo el territorio nacional, sería un peligro para el desempeño de renglones fundamentales de una economía, que ya ha venido siendo golpeada desde hace mucho tiempo.

Quedarse en casa no es un lema, pero no hay otra alternativa. Al parecer las imágenes de Italia, España, Estados Unidos o Ecuador, no han sido suficientes para concientizarnos. No basta con la atención médica gratuita, se necesita de conciencia, su conciencia, nuestra conciencia. Seis meses, o peor, un año de Covid, las reservas se agotarían y los médicos también, aunque muchos mueran de pie.

La producción agrícola se hace imprescindible. Las acciones objetivas, sin derecho a equivocarnos, hacer pensando siempre en el pueblo, como nos enseño Fidel, pues como también sentencio el líder indiscutible de los cubanos,… “cada patriota es un soldado y cada soldado es un Comandante”… Ese es mi criterio. No es el desafío de uno y otros no, es el desafío de un país, y como país pensemos y actuemos. Se puede poner en juego la seguridad nacional y estabilidad de la nación. Depende de todos de que no. Reaccionemos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *