La novia de Wílber


Por: Raúl López Ortíz

Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 10 de ene:- Wílber Sánchez Carbonel en poco más de un año, ha logrado recuperar 2 coma 7 hectáreas de café arábigo y ponerlas en desarrollo, a las cuales les insertó frutales, viandas y árboles para hacer de la “La Carolina” una de las mejores fincas de policultivo del municipio santiaguero Segundo Frente.

“El minucioso cuidado y aplicación de la técnica, han sido decisivos para que no compitan el café con las demás siembras y a la vez aprovechar cada pulgada de tierra para proporcionar alimentos al hombre con meno costo y más productividad”, aseveró éste transportista devenido en excelente agricultor.

“Tras el paso del huracán Sandy, otro huracán el del esfuerzo libró ya a las jóvenes plantaciones de los árboles y ramas, aprovechadas ahora para hacer carbón y por ésta vía ahorrar combustible, contribuir al cuidado del medio ambiente y satisfacer las necesidades del pueblo”.

“El cultivo del café es maravilloso, nunca pensé que la tierra escondiera tantos secretos que atrapan al hombre como la mejor novia, lo hace suyo y en cambio le entrega las riquezas que brotan de sus entrañas. Ella es agradecida y aporta en la misma medida que recibe”.

“Cuando todos los campesinos comprendan que el país no puede seguir invirtiendo en comprar productos agrícola en el exterior, que pueden producirse aquí para satisfacer las necesidades de éste pueblo bloqueado por el Imperio Yanqui durante más de 50 años, se explotará mejor la tierra para sacarle los frutos .

“Aquí, suelos, hombres, necesidad y capacidad técnica hay de sobra y lo alcanzaremos”, sentenció Wílber Sánchez Carbonel, un enamorado del agro cubano que se enfrasca en sembrar este año otras tres hectáreas de café con todas las normas técnicas establecidas, con el propósito de hacer parir mejor a la tierra que nos da la vida.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *