El latifundio antigua región de Mayarí Arriba (1925 – 1950.) Prohibido olvidar.


Santiago de Cuba, Mayarí Arriba: 3 de ene:-Sólo en lo que es hoy el territorio que ocupa el Segundo Frente  el latifundismo constituyó un rasgo distintivo del período. Enormes extensiones de tierra marcaron algunos de ellos; como es el caso de las fincas Río Frío, Vega Bellaca y Sabanilla, controladas por la compañía norteamericana The Bahamas Co. L.T.D que tenía como representante a Mr. Santiago Duncan, residía en Mayarí Arriba, constituyendo un ejemplo de la penetración del capital norteamericano en el territorio. Estas fincas tenían un área de más de 1000 caballerías. Inicialmente se dedicó a la exportación de maderas principales: el cedro y la caoba, abundante en este territorio. Otras de las grandes fincas existentes era Yamagua, propiedad de Tomás Puyans, con un área de 240 caballerías. (Explotación de la madera.)Antonio Arias  otro terrateniente, dueño de la finca Mícara. (Fundamental la ganadería,) concentrándose en ella unas 2000 cabezas de ganado, según testimoniaron empleados de la misma. Antonio Casas, poseía alrededor de 1000 caballerías de tierras, dedicadas inicialmente a la extracción de maderas. (20)

En estos años la fuerza de trabajo asalariada era infinita, y por lo general muy poco llegaron a ocupar un puesto de trabajo fijo. Se movían de un lugar a otro en busca de fuente laboral, pues las actividades económicas que se realizaban requerían  de poca mano de obra. Uno de los factores que contribuía a la movilidad de las familias en los campos estaba dado por los continuos desalojos a que se veían sometidos, a los cuales el barrio Mayarí Arriba no era ajeno.   Ejemplo de ello en 1924 varias familias resultaron expulsadas de sus bohíos en la zona de Los Lazos, ordenado por el terrateniente Mr. Duncan, como fueron la de Ramón Orozco, Porfirio Chacón, Justo Calzadilla, Francisco Hechavarría y Julio Chacón.

En 1925 corrieron la misma suerte los moradores del barrio El Palmar de Mayarí Arriba: Francisco Macías, Isaías Jaime, Bruno Macías, Juan Jaime y Serafín Bauta; desalojo ejecutado por Rosendo Herrera, encargado de la finca de Mr. Duncan,(21) y en 1930 en el Valle de Mayarí Arriba: Julio, Porfirio, Reynaldo, Ernesto y Alejandro Chacón. Antonio (Toño), Marcial y Eugenio Romero. José y Regino Fuentes, Isaías  Jaime, Hipólito Castañeda, Ramón Álvarez y Aurelio Martínez, entre otros.

Prohibido olvidar.

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *