La equinoterapia, se implementa en el municipio Segundo Frente.


Por: Adriana Danae Martínez Formigo (Estudiante de Periodismo)

Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 06 de dic:- Este proyecto, que trabaja con caballos para la rehabilitación, es el segundo de su tipo en la provincia, antecedido solamente por el implementado en el zoológico provincial.

La #equinoterapia se realiza en un lugar apartado del poblado de Mayarí Arriba, con el apoyo económico de la Dirección Municipal de Salud y espera del próximo financiamiento del Consejo de Administración Municipal(CAM)

La terapia alternativa, es realizada por un equipo multidisciplinario de trabajadores que incluye las especialidades de: fisiatría, fisioterapia, pediatría, pedagogía, defectología, logofonía y psicología que atienden directamente a los pequeños, además del apoyo incondicional brindado por los trabajadores de la feria “Raúl Pedroso,” local escogido para un mejor esparcimiento al aire libre y la relación con el animal.

Desde su primera aplicación ya ha pasado mas de un año  de logros en la salud de sus pacientes, sin ser sustitutivo de otros tratamientos ha mejorado la salud en los niños que son asistidos. Se utilizan fundamentalmente los tres principios terapéuticos del animal: la temperatura, el patrón de locomoción tridimensional y los impulsos rítmicos que aseguran el mejoramiento de la marcha, el control muscular, la coordinación, el equilibrio, así como los trastornos del lenguaje y los problemas de ansiedad.

Como parte de las constantes investigaciones sobre la aplicación y el resultado, la directora de la equinoterapia, Ida Pantoja, también especialista en fisiatría nos comenta su opinión:

Empezamos con escasos recursos y parecía imposible salir adelante con esta idea, pero los esfuerzos fueron compartidos, algunos recursos para la rehabilitación, el local y las herramientas para el ejercicio junto al caballo estuvieron resueltas por trabajadores y familiares con la simple retribución de una sonrisa inocente.

Creo que nuestro mayor logro ha sido la renovación de la conducta familiar, porque promovemos la socialización del niño enfermo con los demás miembros de la familia y con la naturaleza, pensar que el tratamiento se asemeja a uno de eso juegos de participación permite una actividad relajante, sin ser considerada como una práctica invasiva para la salud. Somos como una gran familia celebramos juntos, viajamos, conversamos y formamos parte de la obra construida y protagonizada por nuestros niños.

La familia varía la atención, de un proceso difícil dentro de la recuperación del paciente, en el esparcimiento sano con la naturaleza

Dentro de los planes futuros se incluirán la zooterapia (terapia con animales) y la introducción de animales embalsamados para complementar los beneficios terapéuticos en niños ciegos o con otras discapacidades físico-motoras y la estimulación cognitiva del adulto mayor.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *