Casi 100 años toqueteando el vientre de la tierra


Abad Sosa Godínez un hombre que ama trabajar la tierra

Por Lic. Raúl López Ortiz.

“Agradezco a mis padres que me enseñaron a trabajar desde pequeño y a esta Revolución cubanísima que educó e  hizo profesionales a los 11 hijos que tengo; por eso a pesar de los 94 años que llevo encima, sigo sacándole a la tierra el sustento para la vida”, asevera Abad Sosa Godínez, un mayarisero del que hay que hablar cuando de trabajo se trata.

Su infancia fue la de una familia campesina pobre sometida a la explotación de un gobierno dictatorial capitalista, situación que lo obligó a recoger café, cargar agua al hombro y hacer los menesteres propios del campo para subsistir, porque en la serranía de Los Laneros, donde nació y creció, no había espacio para otra cosa.

En esos parajes conoció a Tomasa de la Cruz, su compañera de por vida, quien le “trajo al mundo ocho educadores, un ingeniero, un licenciado químico y al doctor Emiliano que brilló como pediatra en varias naciones, incluyendo el combate contra el Ébola en el Congo y lo hace hoy en el  quehacer cotidiano en su Mayarí Arriba”, asevera orgulloso este hombre modelo en la sociedad, educación y formación familiar.

Yuca, plátano, ñame, maíz, frijol, frutas y café, entre otros cultivos como caña y boniato, avalan la entrega de este guajiro del Segundo Frente que convierte su parcela en un verdadero jardín productivo.

“No aprendí otra cosa que la agricultura, donde fui obrero, campesino, presidente de cooperativa y ahora usufructuario con seis cordeles de tierra, que atiendo íntegramente a pesar de los años. Me queda voluntad para trabajar el agro porque es la forma de decirle NO a la Ley Helms-Burton en su intentona asesina de matarnos por hambre, y así NO nos entendemos”, concluye Abad Sosa Godínez, quien, machete en mano, introduce las semillas en el vientre de la tierra para preñarla de los cultivos que garantizan la vida.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *