“Si ella aprieta la roca yo la aflojo”


Por: Raúl López Ortiz.

Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 25 de jun:- “Como ama de casa choco todos los días con las carencias que provoca  el bloqueo de los Estados Unidos contra mi Cuba, y eso, me obliga a crear y sembrar hasta en el techo pero aflojarnos jamás”, asevera Maira Chaveco Chaveco, quien hace de su patio una fuente de producción de alimentos para ella y el vecindario.

El espacio reducido no le permite otra cosa, por eso dejó crecer una mata de calabaza que se trepó por las paredes y ella empaló y acomodó de tal forma que le produjo hasta la fecha 25  frutos  con  peso de hasta 16 libras por unidades.

La mata se ha extendido a solares vecinos donde produce para ellos, confirma Maira, quien siguiendo la tradición campesina de sus padres, reparte proporciones a la barriada para que hagan sus  sopas y para que prueben la buena calidad de su calabaza, inseminadas por ella con un objeto punzante que traslada el polen de la flor macho a la hembra con resultados excelentes.

Su esposo Felipe Ferrer Céspedes, destaca la curiosidad de esta mujer, que aprovecha cada palmo de tierra en siembras de pepino, plátano y  de forma aérea plantas medicinales, porque  dice “ si el enemigo aprieta la roca con la ley Helms-Burton yo en la casa la aflojo produciendo más alimentos  y medicinas porque ella y yo simplemente  no nos entendemos”, concluye , Maira Chaveco, tras depositar trozos de calabaza en la hoya  que hierve en su espera.

 

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *