Fallece el destacado combatiente Bernardino Ravelo Pérez.


Por: Raúl López Ortiz

Cuando un grande como Bernardino Ravelo Pérez se va, registrar pasajes de su historia es  difícil, hurgar entre documentos y seleccionar fragmento de la historia vivida, constituye un reto, que de hecho sirve para rendir honor a quien honor merece.

Ravelo, desde muy temprana edad sufrió la penuria de la dictadura batistiana, no se amilanó y comenzó a enfrentarla, convirtiéndose en el miliciano que desde los primeros momentos  contribuyó a derrotar las bandas contrarrevolucionarias en el Escambray, Baracoa, Yambeque y otros lugares del país con mandos de jefe de compañía, pelotón y escuadras, entre otras jerarquías.

Su tránsito en la FAR y el Ministerio del Interior, fueron fecundos: Medallas 30 años  en el MININT, 15 distinciones servicios distinguido, 5 escuelas militares, así como la protección a la vida del Comandante en jefe Fidel  Castro Ruz en dos ocasiones, avalan el grado de primer teniente que alcanzó en su lucha.

La educación a sus hijos, las conferencias a estudiantes de las distintas enseñanzas que impartió por medio de la asociación de combatientes y su ejemplaridad revolucionaria hasta sus últimos días dicen de la estatura de Bernardino  Ravelo, un mayarisero que pasa a la inmortalidad.

 

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *