El palmiche, el mejor pienso criollo.


Por: William Nieves Delgado

Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 24 de may:- El  santiaguero municipio de Segundo Frente, se ubica como uno de los territorios cubanos, con mayor volumen de palmas reales.

El árbol nacional ocupa mayoritariamente la forestación que cubre el macizo montañoso, adornando con sus penachos: faldas y praderas y brindando al hombre valiosas utilidades y sus pencas se convierten en cubiertas, mientras su cuerpo sirve de forro para el hogar, saliendo de él tablas resistentes a todos eventos naturales.

Muchos son los beneficios que brinda al hombre, entre      ellos sus frutos: el palmiche, muy utilizado desde antaño por los campesinos para engordar cerdos, cuya grasa es la más adecuada para el consumo  humano y su carne la  preferida por el sabor y valores proteicos.

En el lugar menos pensado de la serranía en antaño, se celebraba  dos  o tres veces al año la matanza de un cerdo que emocionaba, y su manipulación era una fiesta para los muchachos, que dejaba al dueño dos tres  latas de manteca o quizás más, con el sello de calidad que imprime el fruto del árbol nacional, además de sus derivados.

Esa tradición sigue en los campesinos que se dedican a la crianza de cerdo criollo y dan buen uso a lo que brinda la naturaleza, El palmiche, junto a  otras materias primas como el maíz, se convierte en el mejor pienso, modalidad que crece en el territorio santiaguero de Segundo Frente.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *