El secreto de Ana, la pasión de Luis Enrique


Por: Lic. Raúl López Ortiz.

Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 22 de may:- “Un verdadero campesino tiene que conocer la tierra que trabaja hasta por el olor y descifrar su vocación en los distintos cultivos que se plantan en ella para la alimentación del hombre, los animales y protección del medio ambiente”.

Así se manifestó, Luis Enrique Chaveco Montoya (Wicho), usufructuario que en la demarcación de Amaro 2, en el Consejo Popular de San Benito, demuestra con resultados palpables cuanto se puede hacer si se aplica debidamente la ciencia y la técnica y cada palmo de tierra en lo que sea más útil.

Agrega además “El secreto no es abarcar sino aprovechar. Cuando llegué a esta finca  de 2 hectáreas, la nombre “La Ana” pensando en la mujer laboriosa que produce y reproduce hasta los seres humanos que habitan la tierra”.

“Aquí solo había marabú y ya ve, al cabo de 5 años la integralidad que tiene con destaque en el café con rendimientos que superan los 100 quintales oro por caballerías sin  estar en pleno desarrollo”, asevera Wicho.

Parcela de cultivos varios, cría de puercos, aves, ganado y 2 caballos pura sangre: gavilán y solito” conforman el patrimonio de este campesino asociado a la Cooperativa “Alcibíades Blanco “de San Benito Mayarí donde resultó vanguardia por los resultados que exhibe.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *