Donde la tierra se convierte en vida


Por: Raúl López Ortiz. E-mail: rlopez@r8sf.icrt.cu

Honorio Samé. Administrador de la finca por más de 20 años.

Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 09 de abr:- Si aquí hay resultados es porque el colectivo liderado por Honorio Samé se ha convertido en una familia que suda la camisa de verdad,  para sacarle a la tierra lo que el pueblo necesita para alimentarse.

En esos términos se manifiestan los trabajadores de la finca de semillas agámica del municipio santiaguero Segundo Frente, donde además de producir semillas de pimiento, lechuga, acelga y quimbombó, entre otras, se tienen áreas dedicadas a los cultivos varios para el autoabastecimiento del colectivo obrero.

En las 2 hectáreas dedicadas a la producción se cumple lo programado y aplica debidamente  la ciencia y la técnica acogida por los 10 trabajadores, que sin distingos de mando, ni sexo desarrollan las actividades agro técnicas según requieren los cultivos.

Honorio Samé, administrador del colectivo desde hace 20  años, sabe los secretos de la tierra que trabaja, como torearla y aprovechar cada palmo según su vocación, por ello incluye la siembra de coco, mangos y zapote entre otros frutales que favorecen el medio ambiente y contribuyen al entorno donde se producen  semillas.

Su quehacer técnico sobrepasó fronteras para contribuir con la República Bolivariana de Venezuela donde además de aportar aprendió interioridades agrícolas para hacerla sostenible y que aplica  en su área, afirma satisfecho el administrativo obrero, quien por sus méritos fue electo delegado al XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba a celebrarse este mes en la Habana.

La última visita nacional de la agricultura urbana valoró de excelente el trabajo de la finca, y convocó  a continuar  produciendo  semillas de calidad, máxime cuando la cúpula del gobierno de los Estados Unidos arrecia el bloqueo para hacer flaquear al pueblo por hambre y la repuesta aparece en colectivos como éste que produce el sustento para la vida.

 

 

 

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *