Desde el jardín, un paseo por la historia


Colaboración: MsC. Glicer Veranes Clavel

Niños y niñas del Circulo Infantil "Jardín de los Serranitos visitan Mausoleo de Segundo Frente"Santiago de Cuba, Mayarí Arriba, 09 de ene:- Un despertar diferente tuvieron los niños pertenecientes al Círculo Infantil “Jardín de los Serranitos”. Desde el día anterior sus seños (educadoras infantiles) le habían comentando que harían una larga caminata de más de 1 kilometro hasta llegar al Mausoleo donde reposan muchos de los combatientes que  liberaron el Segundo Frente Oriental Frank País en 1958.

Esta vez no hubo llantos para quedarse acurrucados en la cama con el friíto mañanero. Llenos de alegría enfrentaron la espesa neblina mayaricera para llegar temprano al Círculo Infantil. El encuentro con la historia los esperaba y aun con sus tres o cuatro añitos de vida, ellos sabían que algo importante estaba por ocurrir: no se trataba de un día cualquiera.

Lo novedoso del  recorrido atrapaba sus miradas, lo más mínimo resultaba grandioso para infantes que van descubriendo las particularidades de nuestra localidad. Todo era importante: los árboles, la laguna, una jicotea, los pájaros, las orquídeas, las palmas reales y al final, una gran montaña mostraba un triángulo compuesto por califas rojas.

Al llegar observaron que no estaban solos; coincidentemente los pioneros de la Escuela Primaria Ciro Frías Cabrera de Mayarí Arriba también se insertaban en el encuentro con la historia como parte del proyecto de las Escuelas Martianas. Una joven museóloga se ofrecía en un reto interesante para mostrar a niños tan pequeños  lo simbólico del lugar.

Y se hizo el recorrido museológico. El pasillo central escoltado por los nichos  de los combatientes conduce a la llama eterna donde emerge una estrella metálica (insignia de ejemplo imperecedero). Aparecen: la corona de laureles y olivos forjada en bronce, una columna trunca y, la enseña nacional, símbolo identificativo cubano donde reconocen estos niños los colores que han descubierto  en la etapa preescolar.

Todo huele a historia, a cubanía, a raíces, a compromiso, a patria. En un lateral resalta un monolito, piedra que significa la solidez del movimiento revolucionario y atesora los restos  de la combatiente Vilma Espín Guillois (heroína que ellos conocieron por las historias que le han contado en el Círculo Infantil). Muy cerca se rememora el reencuentro de Fidel en Cinco Palmas, y los fusiles, aquellos que en su mente, dejan de parecer juguetes para convertirse en armas libertarias. Ante la tumba-monumento de Antonio Gades, aparece el asombro al ver las botas similares a las del bailarín y coreógrafo español, amigo entrañable de la Revolución.

En la salida, otro muro con nichos de combatientes y, las preguntas de niños curiosos no se hacen esperar al descubrir el sitio donde reposan los restos de Julio Casas Regueiro. La educadora infantil le explica con un lenguaje asequible a sus años para que puedan entender.

Llega la despedida. Se van cargados de historias, de poesía, de simbolismo, de curiosidades, con muchos por qué. Pondrán a prueba el conocimiento de sus padres, de sus familiares y amigos en la comunidad. Asombrarán a muchos que desconocen la concepción educativa cubana de la estimulación desde la primera infancia para lograr (en los niños de cero a 6 años) el máximo desarrollo, en esferas que se interrelacionan como: lo intelectual, lo afectivo-emocional, los valores, las actitudes y las formas de comportamiento.

El premio final para estos niños,  además de lo aprendido, tomar helados en la cremería del Complejo Jimbambay (establecimiento que con su nombre recuerda el lugar donde los combatientes de la Columna No. 6 dejaron los vehículos que utilizaron para hacer el histórico cruce de la carretera central. Desde aquel Jimbambay continuaron a pie hasta Piloto del Medio y fundan el frente guerrillero). Así, materializan el Tercer Proceso de Perfeccionamiento que realiza el Ministerio de Educación, saludan y rinden homenaje a los combatientes de la gesta victoriosa del primero de enero de 1959 y se convierten por convicción en defensores de la continuidad histórica de la Revolución Cubana.

 

 

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *